Tres generaciones, una filosofia

Los churros con chocolate son toda una tradición hoy en día en nuestro país, hace 16 años una familia con particular interés en conservar el gusto por los sabores de México, decide consolidar una idea que llevó por nombre “La flor de Sevilla”, utilizando una receta familiar compartida por generaciones y todo el entusiasmo de los fundadores, se consolida el momento que da inicio a esta historia.

Se brinda el primer servicio a nuestros clientes, antojitos dulces, conocidos como churros, elaborados de forma artesanal con ingredientes frescos y de calidad dieron el toque de sabor que nos ha dado la oportunidad de seguir presentes en sus eventos y celebraciones. Debido a esta aceptación y como convicción familiar en el año del 2015 nuestra tercera generación convencida de lo que representa “La Flor de Sevilla” decide continuar este sueño con el nombre de “La Peña de Sevilla” empresas hermanas que deciden seguir brindando experiencias únicas a todos nuestros clientes.

En nombre de la familia Peña agradecemos de antemano su confianza y preferencia alrededor de estos años y no olvide que para nosotros es un placer ser partícipes en sus eventos.

Visión

Siendo una empresa familiar compartimos la convicción de mantener una trascendencia que nos permita consolidarnos como los mejores representantes de nuestro giro, caracterizados por el sabor y calidad de nuestros productos.

Misión

Satisfacer el gusto exigente de todas las personas de cualquier edad con nuestra surtida gama de antojitos mexicanos.